. . . .
Noticias y crónicas
  Reportajes gráficos  
Anécdotas taurinas   Reglamentos taurinos  
Entrevistas   Diccionario taurino  
Reportajes   Cirugía taurina  
22 de Noviembre de 2017
Estadística nacional
    La tauromaquia y el arte
Toreros peruanos   Sociales  
Ganaderías peruanas     Grandes Faenas  
Entidades taurinas     Tienda virtual  



COMO DIJO “EL GUERRA” …” LO QUE NO PUEDE SER, NO PUEDE SER, Y ADEMAS ES IMPOSIBLE”. LA NOVILLADA QUE DIO INICIO A LA FERIA, NO NOS DEJO UN GRATO SABOR.
2017-10-30 02:16:26
por: AFICIONPERU - MANUEL GONZALEZ DELGADO

Los novillos de “La Centinela” bajos de raza y dispuestos a no colaborar, ante una terna en la que sólo el más placeado como Angel Sánchez, salió mejor librado del compromiso.


Soy consciente y además lo sé de primera mano, que la ganadería de “La Centinela” es llevada con mucho esmero y cariño por sus ganaderos, pero eso, no es suficiente, los novillos de buena presentación en plaza, no dieron un juego apropiado para el lucimiento de los novilleros. Que uno embistió algo mejor…por allí escuché, que en otras manos hubiesen sido diferentes, también lo oí. Son meramente justificaciones. El toro bueno, embiste como bueno, y el que no lo es, no. Algo no está bien y serán los ganaderos quienes tengan que replantear el tema, y seguro que así será. Esto es así de simple y allí lo dejo.

En cuento a los novilleros, tenía que suceder, lo que tenía que suceder, tampoco hay misterio en ello. El más placeado como el español Angel Sánchez, resultó siendo el mejor librado del festejo y eso se evidenció notablemente. Dio todo lo que pudo dar en los tres que estoqueó. Decir más, si se puede, pero mejor es ser breve y decir que dejó las puertas abiertas para verlo nuevamente.

En cuanto al mexicano Román Martínez, allí la cosa cambia, escribiré un poco más, pero fundamentalmente con algunas sugerencias más que críticas. Primero, soy por experiencia propia muy lúcido, que cuando uno se está forjando en esta profesión, por lo general la economía no anda muy boyante, y hay que hacer grandes esfuerzos para tener buenos trastos, y todos los avíos que se necesita para torear. Pero también hay que ser consciente de donde se está y en donde uno se presenta, y Acho, es la plaza más importante de toda América, la de más tronío, la de más categoría, por ello hay que hacer aún más el esfuerzo, de presentarse en ella bien vestido. Por lo expuesto líneas arriba, sobre la Plaza de Acho, no se puede cometer la “chaladura”, palabra muy taurina y que no debería ofender, de arrojar la montera en el brindis como si fuera cualquier cosa al aire y hasta en dos ocasiones, eso señor, es una falta de respeto a la plaza donde se está, luego es una falta de respeto al traje que torero que viste, ya que es una prenda importante de él, y esa prenda llamada montera, hay que respetarla, en un acto tan solemne como el brindis. Hay que respetar todo lo que uno usa y utiliza como torero, así se respetará uno más en la profesión, que al final de cuentas es una liturgia.

En cuanto a su actuación, debo decir, que a pesar del mal juego del ganado, está muy verde aún, no se puede ir en contra de la razón, si el novillo le dice en repetidas ocasiones que por allí no, o que tal o cual lance o muletazo no lo acepta, pues simplemente no se ejecuta. Uno en el toreo no hace lo que quiere, hace lo que se tiene que hacer, porque a base de fuerza, el toro siempre va a ganar, por ello se llevó un “maromaso” muy serio. Lo dicho, no es una crítica, como dije son sugerencias. En resumen, no me gusto su actuación.

El peruano Carlos Cabello, estuvo como tenía que estar, ni más ni menos, estuvo en su medida justa. Y eso estaba muy claro. Su presentación en Acho marcaba la cuarta vez a lo sumo que se vestía de luces. Por ello, su bagaje taurino para un compromiso tan complicado como el que afronto era de cero. Sin embargo, a su favor, podemos decir que tiene un toreo o tauromaquia instintiva, que le permitió realizar una labor decorosa. Me gusto y mucho, la actitud de salir de la enfermería a matar su segundo novillo, a pesar que los médicos se lo prohibieron. Eso se llama, “vergüenza torera”, y responsabilidad ante el compromiso, más aún cuando vio a su compañero ingresar a la enfermería privado, y no dejar al hispano Sánchez, prácticamente sólo en la plaza.

Hay mucho que aprender, y estoy seguro que así lo hará. Le veo un promisorio futuro, siempre y cuando aprenda a escuchar y aplicar lo que se le enseñe.

Una cosa más, y no es taurina, es económica, la empresa debería regular los precios de lo que se vende en la plaza, ya que es una usura, que una botella de agua, sólo agua, se venda a ocho soles, cuando su costo real es de dos, que se le aumente el doble, se entiende, pero no el cuádruple. Llevaremos la próxima, botellitas compradas en la calle, porque en lugar de comprarme tres en Acho, me puedo comprar doce afuera.

Ir al listado de editorial
Por favor haga Click Aquí para descargar el plugin de Flash desde la página oficial del fabricante.
Inicio | Nosotros | Preguntas Frecuentes | Términos y condiciones | Contacto | Caballo peruano de paso
©2008 Aficiónperu. Todos los derechos reservados. Creado por Interactiva Studio.