. . . .
Noticias y crónicas
  Reportajes gráficos  
Anécdotas taurinas   Reglamentos taurinos  
Entrevistas   Diccionario taurino  
Reportajes   Cirugía taurina  
08 de Agosto de 2020
Estadística nacional
    La tauromaquia y el arte
Toreros peruanos   Sociales  
Ganaderías peruanas     Grandes Faenas  
Entidades taurinas     Tienda virtual  



LA TAUROMAQUIA ES INMENSAMENTE GRANDE Y DEFENDERLA, ES DEFENDER NUESTRA PROPIA FILOSOFIA DE VIDA, ES DEFENDER QUIENES SOMOS Y PORQUE VIVIMOS.
2020-01-06 23:47:14
por: MANUEL GONZALEZ DELGADO

La tauromaquia es tan grande por si sola que nos da lecciones de vida todos los días.

En estos tiempos algo convulsionados donde una horda de pocos instruidos en temas sobre animales, que repiten como loros y ñoñas de peluquería sobre el maltrato animal, exigiendo los derechos de los animales, en esta parte es en la cual me pregunto: ¿Cuáles son los deberes de los animales?, porque para que alguien tenga “derechos”, también debe tener “deberes”.


Lo que nunca quieren entender, ni entenderán, porque aquellas personas que no razonan siguen tan sólo lineamientos dogmáticos que llegan al fanatismo ignorante de repetir lo que escuchan sin haberlo visto nunca y lo que es lamentablemente peor, se lo creen y lo dan por cierto.

Ante estos “seres humanos” es imposible dar explicación alguna, porque su ADN no está diseñado para entender, con este tipo de ciudadanos, nació por ejemplo, el “Chavismo”, la secta del asesino Charles Manson, el nazismo con el exterminio judío, porque se nutrió de gente que por alguna causa no razonaba, sólo seguían a líderes que se llenaban de dinero utilizando la escasa mentalidad de sus seguidores. Algo así pasa con las grandes ONG llamadas animalistas que mientras que sus líderes se llenan de dinero, los pobres mentales que protestan lo hacen por su convicción errada que es el resultado natural de su ignorancia, y repito, incapaces de ver sólo un poco más de lo evidente y respetar ahora sí, los derechos del hombre, en su libertad por elegir una actividad cultural arraigada por cientos de años en sus pueblos. (Ojalá y sólo ojalá, también sepan lo que realmente significa la palabra “cultura” y no repitan como borregos lo que creen que es, sólo porque se lo dijeron).


Grandes pensadores y humanistas, personas que marcaron época, que aportaron al desarrollo de la humanidad en diversos campos, de la cultura, las artes, las ciencias, la medicina, los deportes, han manifestado en sus distintas épocas, en la línea de tiempo que les correspondió y les corresponde vivir, su afición clara y rotunda a la tauromaquia, prueba de ello, son sus escritos, las fotos y películas asistiendo a una plaza de toros, hasta por ejemplo el icono revolucionario Ernesto “El Che Guevara”, asistía a cada corrida que tenía oportunidad, y lo cito, por aquellos que creen en que oponerse con insultos y agresivamente en protestas públicas son parte de su “anarquismo juvenil”.


La tauromaquia en los países en los cuales se desarrolla, son parte intrínseca de la vida, para el verdadero taurino es una filosofía de vida, una forma de ver el mundo con mayor sensibilidad. Siempre que en cualquier lugar del mundo taurino ha surgido un problema, generalmente de índole catastrófico o de ayuda a entidades que brindan labor social, como los bomberos, hospitales, la niñez, etc. la fiesta de los toros ha organizado festejos taurinos para recaudar fondos y así brindar ayuda concreta y real para amenguar dichas desgracias. Esto habla por sí sólo que el aficionado a los toros tiene una sensibilidad humanitaria hacia el prójimo muy especial.


Yo no he visto jamás una noticia de anti taurinos que digan: “Yo pago la manutención de un toro de lidia durante toda su vida para que no vayan a la plaza”, y mucho menos de los grandes negociados de las ONG, que, en lugar de gastar dinero en marchas, deberían gastar dinero pagando la manutención durante toda su vida, hasta que muera de viejo y no llenarse los bolsillos a costa de unos pobres incautos que los mandan a protestar. En mis años de vida, he visto pasar a grandes líderes anti taurinos que cuando se les acabo la “mamadera”, lo dejaron de ser. Los gringos a estas propuestas anti taurinas le llaman: “foolishness”.


Se podría seguir hablando sobre el tema páginas de paginas, pero por ahora no es lo correcto.

Este jueves se ha convocado una marcha desde las 9 am para defender la “Fiesta de los Toros”, las corridas de toros, lo cual es inmensamente importante y la presencia de cada uno evidentemente suma, pero más importante es saber a conciencia que se está defendiendo, para que se va a asistir.

Lo primero que se defiende, creo yo, es la libertad de los pueblos del Perú, de seguir ofreciendo corridas de toros como actividad principal en sus fiestas patronales, es decir, primero se defiende el bien común.

También se defiende la libertad de las personas en asistir a las corridas de toros, como una libre elección de escoger la actividad cultural y ancestral de su preferencia.


Se defiende la existencia del toro de lidia sobre la faz de la tierra, ya que su existencia, desde su nacimiento hasta su muerte en una plaza, es la razón de ser de su larga vida (comparándola con los demás bovinos), en condiciones inmejorables de campos, de grandes extensiones y los mejores cuidados. Recordar que, sin corridas de toros, esta especie se extinguiría para siempre, situación que los antis, hasta la fecha no se toman la molestia de entender. Porque no sirven como productos cárnicos, las vacas no dan leche en las cantidades requeridas para su comercialización y además me imagino debe ser todo un trámite ordeñarlas, entre muchas otras cosas más.

Que el toro de lidia, es el animal más querido por los ganaderos, por todos los que lo rodean durante su vida, también por los aficionados que no permiten que se abuse de ellos en la lidia en una plaza.

Que dan puestos de trabajo a miles de personas en diversas áreas productivas de nuestra economía.


Y tal vez lo más importante, que la tauromaquia, es una filosofía de vida, de ella, se han escrito innumerables libros, se han compuesto las más bellas obras musicales, se han pintado grandes y afamados cuadros, gracias a la tauromaquia se han hecho grandes avances en la medicina humana y veterinaria, se han inspirado los grandes poetas, se han filmado obras de arte cinematográficas, grandes coreografías en la danza y el ballet, esculturas que han embellecido ciudades y están en los más importantes museos y colecciones particulares, en la fotografía, en la belleza de su industria textil y una larga lista de aportes a la cultura, al humanismo y a la forma de vida de sus pueblos.


Para muchos de nosotros la tauromaquia y su más grande expresión que es el toreo, es una forma de vida, donde siempre el bien está por encima del mal, en donde se confía primero antes de desconfiar, como un torero delante de la cara del toro en una faena, donde se procura arreglar los problemas para el trasteo de la vida llegue siempre a un puerto mejor, donde se respira, se camina por la vida en torero, con elegancia, con altivez pero sin perder la humildad, donde se sufre pero con casta para sacar adelante las cosas duras de la vida, donde se quiere y se ama con pasión, donde siempre hay oportunidades de perdonar.

Esa es mi filosofía del toreo, así miro la vida, y por ello me conduzco de esa manera todos los días en la que le doy gracias a Dios de haberme hecho TAURINO. Eso es lo que defiendo, mi vida, mi libertad de vivir como hombre de bien, el aprender de mis errores, por eso defiendo la tauromaquia, porque ella me enseño el mundo, mi mundo en el que vivo.

Ir al listado de editorial
Por favor haga Click Aquí para descargar el plugin de Flash desde la página oficial del fabricante.
Inicio | Nosotros | Preguntas Frecuentes | Términos y condiciones | Contacto | Caballo peruano de paso
©2008 Aficiónperu. Todos los derechos reservados. Creado por Interactiva Studio.