. . . .
Noticias y crónicas
  Reportajes gráficos  
Anécdotas taurinas   Reglamentos taurinos  
Entrevistas   Diccionario taurino  
Reportajes   Cirugía taurina  
22 de Noviembre de 2017
Estadística nacional
    La tauromaquia y el arte
Toreros peruanos   Sociales  
Ganaderías peruanas     Grandes Faenas  
Entidades taurinas     Tienda virtual  



LA MEJOR MANERA DE DEFENDER LA FIESTA DE LOS TOROS.
2017-10-20 00:45:28
por: MANUEL GONZALEZ DELGADO.

Si lo que a continuación fuese posible, ninguna “leguleyada” pondría en peligro la fiesta de los toros, esta sería más fuerte e imposible de poder suprimirse de nuestra cultura.


En los últimos años, la corriente enfermiza y violenta antitaurina ha aumentado de a pocos, más por ignorancia y pagos jugosos a quienes organizan esto, que convocan a un puñado de muchachos anarquistas, que protestan sin saber realmente porque lo hacen.

Y los taurinos, los aficionados, involucrados en la “defensa de la fiesta”, ¿qué hacen?

La verdad poner todo su esfuerzo, pero con resultados mediáticamente nulos, podría contar mi reunión alguna vez, con uno de los lideres peruanos que se esfuerzan por alarmar, más que por hacer y dar la cara como el más conocedor debido a su calidad de abogado. La conclusión es que “él”, no quería convertirse en abanderado por temor a represalias, y esto hasta cierto punto es razonable, ya que los enemigos de la fiesta son inmensamente violentos, recuerden cuando en plena plaza de Acho, apuñalaron a un policía, o trataron de incendiar la Plaza de Acho (monumento histórico), sólo por dar un par de ejemplos, de tantos hechos delictivos.


Algunos deciden ir por estas fechas, a canales de televisión, para debatir lo no debatible, ya que ni uno convencerá al otro y mucho menos a los televidentes o radio escuchas. Los argumentos de ambos bandos, son siempre los mismos, nada cambia, año a año, y al final más parece ese muy común afán, de dárselas de “sabiondos o figuretis”.

¿Se ha conseguido algo?

¿Se ha mejorado mediáticamente el tema a favor de la fiesta?

Particularmente, pienso que NO. Este año volveremos al mismo circo con los mismos acusadores y los mismos defensores, diciendo las mismas cosas.

En lo que a mí concierne, cada vez, cada año que he sido invitado, con mucha educación, por cierto, he declinado, porque pienso como ya han podido darse cuenta, que ese, no es el camino.

Sin embargo, hay soluciones distintas, más creativas, y estoy casi seguro, que más eficientes, porque además los hechos lo demuestran todos los años a lo largo y ancho de nuestro Perú.

Me refiero a algo tan simple y que todos absolutamente todos los aficionados son parte importante, directa o indirectamente.

La respuesta está en ir, asistir a los toros. Su presencia en los tendidos es fundamental, una afición, sea cual fuese esta, con un recinto lleno, significa que hay receptividad para dicho evento dentro de la sociedad.

Lo vemos en todos los pueblos del Perú, Chota, Cutervo, Bambamarca, Celendín, todo el callejón de Huaylas, el norte, el centro y el sur, todas esas plazas llenas hasta la bandera, donde la corriente delincuencial de los antis, es cero. Porque? Porque las plazas están a tope y no hay cabida para sus maldades.


Y en ellas, por lo general, acaso ¿van figurones del toreo? Claro que no, ni mucho menos se lidian toros recontra gordos y destipados, lo que ahora mal llaman “trapío”. Allí asisten los aficionados porque les gusta la fiesta, van a disfrutar, a emocionarse con buenas faenas o toreros bullidores, es otra mentalidad, más positivos, menos “conocedores” y más aficionados.

Que las entradas son caras se dice. Eso no es tanto una verdad, porque me he encontrado con aficionados, que enarbolan este trillado comentario, en conciertos cuya entrada vale muchísimo más que una buena localidad en Acho.

Otros argumentan que los carteles no están bien confeccionados, y este, es un tema que jamás voy a entender, para que alguien que se dice aficionado, deje de ir a los toros.


Debe ser que yo tengo una deformación taurina en mi percepción de la fiesta, y lo admito, la tengo. Particularmente detesto, el llamado ambiente taurino, no me agradó nunca, y tampoco me agradará en el futuro.

Mi afición, está enfocada a dos cosas puntuales. El Toreo, es decir la actividad específica desde que se hace el paseíllo, hasta que el ultimo torero sale del ruedo. Y al toro en el campo, su crianza, me puedo pasar horas disfrutando en el campo y eso lo saben mis amigos ganaderos, viendo no los toros, sino las vacas, los becerritos, hay vacas tan guapas, con tan bonitas hechuras, y verlas ser mamás en la libertad del campo, es algo que no tiene precio. En esto incluyo los tentaderos, ver, analizar los comportamientos, el cómo solucionar los problemas que se van presentando durante una faena, los permanentes diálogos entre el animal y el torero, que a veces se entienden y a veces no, en fin, tantas cosas que se ven en el campo que luego se trasladan a una corrida y por ello la veo, bajo otra perspectiva diferente, no mejor ni peor, solamente diferente.


Con lo que les he dicho en el párrafo anterior, comprenderán, que bajo la óptica con la cual disfruto la fiesta casi nunca me aburro en una corrida. Pero bueno, me he permitido esta licencia de compartir con ustedes de él porqué de mi amor a la tauromaquia.

Pero volvamos a la razón de este artículo, que, aunque algo extenso, creo que es importante. LA MEJOR MANERA DE DEFENDER LA FIESTA ES ASISTIENDO A LAS CORRIDAS DE TOROS Y PRINCIPALMENTE EN ACHO, que al final de cuentas es el punto más flaco de la lucha contra los agresivos antis.

Todo aficionado que va, si o si, invite (no con su dinero, claro está), pero invite a sus amigos que les gusta, pero que probablemente no van, porque no tienen con quien ir, a sus familiares, compañeros de trabajo, clientes, basta que logremos que alguno se anime a pasar un domingo en Acho, y usted que es el aficionado de “hueso colorado”, le explique, le enseñe, le transmita ese amor a la fiesta que siente, habremos conseguido algo muy importante, que en lugar de que se vea cemento en los tendidos, se vean aficionados en ellos. Hay tantas personas que ustedes conocen, que generalmente no van por distintas razones, evidentemente no la económica, que los aficionados pueden ser, los más grandes promotores efectivos de la fiesta, incentivándolos a que asistan, aunque sea a una tarde, más aún cuando ahora los precios de las corridas son diferenciados, no cuesta lo mismo una corrida con figuras, que otra donde sólo hay una o ninguna.


Se van lidiar encierros españoles de ganaderías de primer nivel y peruanos de la familia Vázquez que con este son tres años que alza como triunfador absoluto en las provincias, lo demás es suerte, que ese día los toros tengan la predisposición de embestir.

Mil disculpas por extenso de este artículo, ya que lo breve siempre es mejor, pero mis recursos literarios no permitieron hacerlo.

Seamos pues, todos nosotros, los mejores promotores de la fiesta en Acho, la historia taurina del Perú se los agradecerá y podamos decir que fue en nuestra época, que revertimos el cemento frio por un buen aficionado logrado por uno. Comencemos de a pocos, con la novillada, que nuestro torero peruano lleno de ilusión se vea “arropado”. Es la mejor manera creo yo, o mejor dicho estoy seguro, de DEFENDER LA FIESTA DE LOS TOROS, procurando llenar la PLAZA DE ACHO, tarde a tarde. Así demostraremos que Los Toros, como actividad cultural es parte importante de nuestra sociedad.

Ir al listado de noticias y crónicas
Por favor haga Click Aquí para descargar el plugin de Flash desde la página oficial del fabricante.
Inicio | Nosotros | Preguntas Frecuentes | Términos y condiciones | Contacto | Caballo peruano de paso
©2008 Aficiónperu. Todos los derechos reservados. Creado por Interactiva Studio.